¿Qué ocurre si tu perro juega a atraparse su cola?

En ocasiones, algunos perros dan vuelvas tratando de atrapar su cola. No es algo raro. De hecho, se trata de un comportamiento normal y  frecuente, especialmente en los perros de pocos años o cachorros, ya que lo suelen hacen para jugar y divertirse. Sin embargo, se debe estar atento toda vez que en algunos perros esta conducta puede tratarse de alguna alteración de su comportamiento o de diversos  problemas neurológicos.

Si al atrapar la cola el perro la muerde compulsivamente, se recomienda acudir a un veterinario que posea conocimientos sobre etología o alteraciones conductuales con el fin de que fije un buen diagnóstico, detalle las causas que originan la actitud y ponga en marcha la mejor terapia para acabar con ello. Incluso, según sea el caso, podría ser necesario un tratamiento farmacológico para el can.

Perro juega con su cola

Existen una serie de  razones por las cuales  los perros pueden perseguir su cola para mordérsela. Por ejemplo, cuando se sienten incómodos ante cualquier situación, irritados, tienen alguna herida que los moleste o reaccioann ante alguna alergia.

Por tal motivo, hay que fijarse en el perro Chequea a tu perro y comprobar si la conducta es compulsiva, ya que al morderse la cola podría llegar a lesionarse y perder el pelaje, provocas heridas complicadas  de curar e infecciones crónicas que, pueden ser graves y concluir con la amputación de esta parte del cuerpo del perro.

Hay que estar atentos a estos consejos:

  • Juegos. Se debe enseñar ak cachorro a jugar con juguetes apropiados. Se trata de encontrar ctividades que permitan  canalizar  al can sus energías de forma positiva.
  • Estructura. La cola es la extensión de la columna vertebral del perro.  Se tiene que ayudar a que el perro tenga equilibrio y balancee su cuerpo.
  • Movimiento. Cuando el perro mueve la cola emana diversas señales olorosas. Una cola elevada o que se menea sirve par expulsar el olor de las glándulas del ano. Cuando está en peligro, el perro esconderá la cola entre las patas con el fin evitar que el olor se perciba.
  • Cuidados. Una cola fracturada en un perro no se puede enyesar. Según sea el  caso, podría operarse para ponerle clavos, tornillos y láminas de titanio. Otra opción más dura  es la amputación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − uno =