Los conejos, una buena y tranquila mascota para cualquier hogar

El conejo es uno de los animales que más se está popularizando como  mascota en estos últimos tiempos. Los conejos suelen ser muy buenos animales de compañía sobre todo para los pequeños espacios y para los niños, pues no necesitan tantos cuidados como un perro,  y son muy cariñosos .

Por ello, no lo dudes. Si te gusta un conejo, puedes tenerlos en tu hogar como mascota siguiendo estos consejos.

1º. Alojamiento:

El conejo tiene que vivir en un lugar tranquilo de la casa, no dándole la luz directa y siempre alejado de las corrientes de aire. Su jaula debe espaciosa y lo suficientemente alta como para que el conejo pueda ponerse de pie. Tiene que disponer de  aberturas laterales para una buena ventilación y un suelo liso.

ConejosDentro de la jaula se  necesita un área cubierta en la que el conejo pueda esconderse y dormir, un bebedero grande de goteo  para evitar que el agua se derrame , un soporte para el heno y un comedero. El lecho para el suelo puede ser de paja, virutas de maderas no tóxicas o b ien  sustratos vegetales comerciales a base de maíz.  Se les puede sacar de la jaula para que se mueven, pero con cuidado. No deben acceder a cables eléctricos o plantas tóxicas.

2º. Comida y agua:

Un conejo tiene que comer varios tipos de verduras crudas, ya que no está preparado para digerir comida prefabricada. Lo  ideal es que coma unos tres tipos de verduras al día. Además, debe comer heno para mantener un buen nivel de fibra en su dieta.

Los conejos beben mucha agua, pero suelen desparramarla para todas partes, por lo que se recomienda que cuando es  cachorro se le enseña a beber en los  recipientes destinados para ello.

3º.  Cuidados:

No son animales que tengan que ir mucho  al veterinario. Se recomienda realizar  una primera visita al llevarlos por primera vez a casa.  Se le puede poner  una vacuna especial para ello. Luego, se tiene que revisar el estado de su piel pues  pueden tener parásitos u hongos, sus orejas por la sarna y su boca por el sobrecrecimiento de sus dientes.

Se debe que su pelo, si son de los que lo tienen muy largo, se enrede. Se consigue evitar si se cepilla. Si no se puede en casa queda la opción de llevarlo a una  peluquería de animales donde se encargaran de darle una buena ducha y dejarlo bonito, perfumado y sin pelos de más.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =