El conejo enano, una singular y bonita mascota

Un conejo enano puede ser una buena mascota para el hogar. Se adapta a todo tipo de casas y no da apenas problemas. Por ello, os recomiendo adoptar un conejo enano como mascota.  En primer lugar, este animal no puede pasarse toda su vida encerrado en una jaula por muy grande y bonita que sea.

Hay que dejarlos salir de su jaula  al menos un rato todos los días. De lo contrario pueden llegar a sufrir estrés e incluso  pueden hacerse daño golpeándose con los barrotes de su jaula.  Este momento de libertad y expansión tiene que ser vigilado y en un sitio seguro.

El conejo enano necesita una jaula de un mínimo de 4 metros cuadrados. Se trata de un animal activo que precisa mucho espacio. La jaula debe ser lo más  sencilla posible sin muchos recovecos,  lisa en el fondo pues estos animales tienen las patas muy delicadas y si tiene barrotes pude dañarse.

Conejo enano

En el fondo de la jaula, hay que colocar  paja seca o serrín, nunca arena de la que se usa para hurones o gatos. También debe tener un pequeño cajón en el que  el animal  aprenda a hacer sus necesidades, un bebedero, un comedero para el pienso y un recipiente para poner heno.  Además,  se trata de un animal muy aseado.

Por otro lado, los conejos enanos cuentan con un sistema digestivo delicado por lo que se debe tener mucho cuidado con el tipo de alimentación.Una dieta equilibrada que tenga como base el pienso para conejos  y heno, combinado con un poco de fruta o verdura es fundamental.

En el caso de las verduras y las frutas tienen que estar bien lavadas y secas, asimismo no puede dejarse muchas horas en la jaula porque fermenta y sería perjudicial  para el delicado estómago de estos animales. Además, el heno ayuda bastante a  su sistema digestivo pues al contener fibra le previene de enfermedades como las bolas de pelo en el estómago, diarrea y obesidad. También ayuda a su correcto crecimiento y mantenimiento dental.

Por último,  los conejos son bastante sensibles al calor y al frío, por lo que no hay que dejar nunca la jaula bajo el sol ni en aquellos lugares de la casa con corrientes de aire.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 6 =