¿Por qué los loros pueden imitar sonidos y el habla humana?

Un reputado equipo internacional de científicos encabezado por varios investigadores de la Universidad de Duke, en Durham (Carolina del Norte, Estados Unidos),  acaban de descubrir una seriede  diferencias estructurales clave en el cerebro de los loros que pueden servir para explicar la extraordinaria capacidad de esstas  aves para imitar sonidos y el habla humana.

De esta manera, estas estructuras cerebrales ya habían sido reconocidas en varios estudios publicados durante los últimos 34 años. Además, estos nuevos resultados  pueden aportar novedosaa información sobre los mecanismos neuronales del habla de los seres humanos.

Loros

Estae notable hallazgo abre una amplia y nueva  vía de investigación en los loros con el objetivo de e entender cómo estos animales  están procesando la información precisa para copiar nuevos sonidos y cuáles son los mecanismos que subyacen a la imitación del habla de los humanos.

Los loros son uno de los pocos animales que se consideran como aprendices vocales, lo que suponer que pueden imitar sonidos y lenguas. Los investigadores han tratado de descubrir   el motivo por el cual algunas especies de aves  imiten mucho mejor que otras. No obstante, además de las diferencias en los tamaños de regiones particulares del cerebro, no se han descubierto otras explicaciones potenciales.

A través  del examen de los patrones de expresión de genes, esta flamante investigación ha descubierto que  los cerebros de loros se encuentran estructurados de forma distinta   que los cerebros de los pájaros cantores y colibríes, que también tiene la capacidad del aprendizaje vocal. Además de contar con centros definidos en el cerebro que controlan el aprendizaje vocal denominados  «núcleos», los loros disponen de lo que los científicos llaman «conchas» o anillos exteriores, que son piezas claves en el aprendizaje vocal.

Por último, las conchas son ligeramente más importantes en las especies de loros que son famosas por poder imitar el habla humana.  Hasta ahora, el periquito común era la única especie de loro cuyo cerebro había sido estuiado por sus mecanismos de aprendizaje vocal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 18 =