¿Por qué a los gatos les gusta arañar los sofás o los sillones?

Muchos gatos suelen arañar  los sofás y los sillones de las viviendas. Con ello, el felino está marcando el territorio y al mismo tiempo afilando sus uñas. Marcar el territorio es una acción social que el gato realiza dejando su señal en sitios que considera estratégicos, sobre todo si son verticales. Por su lado, afilar las uñas es para un gato todo un ritual y le sirve para tener las uñas afiladas, cortas y cuidadas.

El  gato es un animal territorial. Por ello las superficies verticales son sus favoritss para dejar el olor de sus hormonas y feronomas situadas en la cabeza  y órganos genitales. Asimiso, frotándose también deja su olor por el sofá o el sillón.

Gato en casa
Gato en casa, ¡A por el sofá!

Ello  significa algo así como «estoy aquí, he pasado por este lugar y este es mi territorio«. Esto es deja constancia de su presencia. Con ello se reafirma y siente feliz y seguro en su espacio, algo fundamental para un gato, que su espacio le proporcione seguridad, no le resulte amenazante o le provoque temores. Su casa es su casa.

Por otra parte, el gato necesita afilarse las uñas regularmente y, por desgracia, los sofás y los sillones  son uno de los lugares favoritos para tal fin. Incluso teniendo un rascador para ello, los sofás y los sillones suelen atraerle mucho más.

Además, el sofá o el sillón son lugares  en el que los dueños suelen estar, algo  que tiene importancia para el gato; lo relaciona con su amo. El mueble huele a su dueño, por lo que es un sitio que el gato cataloga de privilegiado, un sitio que para él tiene valor, por eso lo marca.

Para el gato, el sofá está en un lugar central de la casa, esto es,  ubicado en un sito que considera estratégico y marcándolo se asegura de que lo tiene controlado. Se trata de un lugar en el que hay vida y  movimiento, un sitio donde el felino ve a su dueño estar allí durante el día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 1 =