Hoy conocemos al Labrador Retriever

El Labrador Retriever es una de las razas más populares en distintos países de Europa y América. Salir a la calle y encontrarse un Labrador color amarillo no es nada difícil y a ninguno nos extraña que siga adoptándose esta raza con fama de afable, familiar y además con la que poder salir a correr y hacer deporte sin problemas. Por todo ello se seguirá adoptando durante mucho tiempo y es bueno antes de nada saber distinguir a un cachorro labrador sano y fuerte de uno que no lo es.

Perro Labrador Retriever

¿Es un Labrador Retriever?

Antes de nada si quieres un Labrador tendrás que saber distinguirlo, además de más o menos conocer a los estándares de la raza, es importante tener clara una cosa y es que los Labradores solo pueden ser de tres colores y por separado no con mezclas: amarillo, chocolate y negro. Todos deben mostrar un manto de color uniforme y su pelaje será denso y corto.

Los cachorros de Labrador Retriever tendrán un porte atlético, no son excesivamente pequeños como por ejemplo un Galgo ni serán tan fuertes y compactados como el American Bully, más bien percibiremos un cachorro con una forma cuadrada bien definida que da pasos y giros firmes al caminar muestra de la seguridad que de mayores ostentarán.

Para decantarse bien por un criadero u otro es importante atenerse no al precio sino a las garantías y confianza que nos aporte el lugar, lo cual podremos percibir si entre estas garantías nos ofrecen el certificado de inscripción en el LOE además de las correspondientes cartillas y documentos sanitarios que ahora veremos.

Elección del cachorro sano y fuerte

Las características físicas que han de ostentar los cachorros en buenas condiciones se basan en un pelaje brillante, que reluzca y no tenga un tono pálido o apagado. Los ojos deben vislumbrarse claros, la trufa también debe mostrarse limpia y el cachorro no debe desprender ningún mal olor. Otras de las características que tendrán los cachorros sanos y fuertes es que sus heces estarán bien formadas sin ningún rastro de sangre.

Cachorros de Labrador Retriever
Cachorros de Labrador Retriever

Por otro lado hay que atenerse a las condiciones que van a marcar su estado psicológico también para saber que estamos ante un ejemplar fuerte ante la vida. Así pues, cuando vayamos a por nuestro cachorro ya con dos meses, tenemos que ver que ha vivido en compañía de su camada, junto a su madre y relacionándose con normalidad con sus criadores.

El traslado hacia su nuevo hogar no es un momento agradable pero cuanto más socializado haya estado y cuantas más vivencias haya tenido (correr por espacios amplios, oír ruidos humanos, ser cogido por humanos, ser regañado por su madre y haber peleado con sus hermanos) menos estrés sufrirá y por tanto menos problemas cardíacos, más salud y más fortaleza ante la adversidad y el acomodamiento a su nueva vida.

Lo que el criador debe ofrecernos

No olvidemos las garantías que nos debe ofrecer el criador acerca de su salud, si bien es cierto que los Labradores Retriever son perros sanos por normal general sin tendencia hacia ninguna enfermedad pero aun así hay que controlar en estos canes tan dispuestos al ejercicio, su posible resentimiento de huesos como la cadera, el codo y a veces algún problema ocular.

Los criadores saben que ejemplares cruzan y por ello nos deben entregar:

  • Cartilla de vacunación oficial.
  • Fotocopia de certificados oficiales de caderas, codos y taras oculares.
  • Revisión veterinaria certificada (a realizar en la fecha de entrega).
  • Garantía de sustitución en el caso de enfermedades víricas o hereditarias.

Las garantías son imprescindibles para que se responsabilicen de si le ocurre algo antinatural a nuestro cachorro cuando llegue a casa, además la revisión veterinaria nos dará una tranquilidad respecto a saber si estamos adoptando un cachorro sano y fuerte.

Os dejamos con un vídeo para conocer un poco más en detalle al Labrador Retriever.

¿Os gusta esta raza de perro? ¿Tenéis alguno?

1 Comentario

  1. Es un perro con un gran carácter y que se integra muy bien en la familia. El adiestramiento es más sencillo que con otras razas y suele ser un perro que aprende rápido y es obediente. Si desde caachorro se le empieza a educar, normalmente cuando llegan a adultos actúan tal cual les hemos educado. Junto al Golden Retriever, el Labrador Retriever es sin duda una de las mejores razas de perros que hay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + catorce =