Labrador Retriever

Como cada martes, hoy hacemos una nueva entrega para nuestra sección de Razas de Perros. En esta ocasión quiero hablarte de un perro con una excelente habilidad de aprendizaje y un carácter ejemplar, además de un olfato que le ha permitido ganarse el respeto y la confianza de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para contar con él en su día a día (trabajando en la búsqueda de drogas o explosivos, y también en situaciones de emergencia, como en el rastreo de personas desaparecidas). Es también un fiel compañero de personas con minusvalía, ya que este perro muestra el mayor índice de docilidad, obediencia y talento que se conocen entre todas las razas de perros conocidas. Se trata del Labrador Retriever.

Es un perro grande cuyos antepasados se remontan a la región occidental de Canadá que lleva su nombre; concretamente, la isla de Terranova que pertenece a la provincia de Terranova y Labrador. El antepasado del Labrador Retiever es un perro de Aguas, el perro de San Juan, que utilizaban los marineros de la zona para ayuda en el arrastre de las redes y los cabos entre barcos. De ahí su gran afición por el agua. Fue introducido en Europa, en Inglaterra, en el siglo XIX y hoy en día es la raza más extendida en todo el mundo. Hay una historia muy bonita sobre la llegada del Labrador Retriever a Inglaterra; se dice que el conde de Malmesbury vio a un perro de San Juan en un barco pesquero y quedó prendado de su capacidad para recoger cualquier cosa, tanto en el agua como fuera de ella. Enseguida organizó un barco con unos cuantos ejemplares rumbo a Inglaterra, que formarían parte de un importante criadero donde desarrolló la rada del hoy conocido Labrador Retriever.

Es muy frecuente encontrar perros famosos de esta raza. Algunos ejemplares célebres pueden ser, por ejemplo, Gustav, el Labrador Retriever de Arnold Schwarzenegger. Y no digamos la gran cantidad de perros de esta raza que han destacado por alguna hazaña digna de un animal de su especie; recordemos a Dorado, el famoso Labrador Retriever que guió a su amo durante 70 plantas en el Worl Trade Center momentos antes de que se derrumbara la primera torre. Bueno, y en España lo tenemos como símbolo de una conocida marca de papel higiénico desde hace muchos años.

Vamos a conocer un poco mejor a esta raza perruna.

Déjame dormir
Labrador Retriever descansando

Características del Labrador Retriever

El Labrador Retriever es un perro de raza grande que está clasificado según la Federación Cinológica Internacional (FCI) dentro del grupo 8, sección 1 Perros cobradores de caza.

Esta raza de perro también es conocida por otros nombres como Labrador (a secas), Cobrador de Labrador o Perdiguero de Labrador. Presenta un pelo corto, liso y denso. En la parte más externa es más áspero e impermeable que en su zona más interna, donde sí que es suave y muy agradable de acariciar. Puede ser de color amarillo, marrón oscuro o negro. Tiene una alzada que oscila entre los 54 y los 57 centímetros; y puede llegar a pesar entre los 25 y 34 kilogramos. Su esperanza de vida no va más allá de los 12 años, como suele pasar con las razas de perros medianos-grandes.

Es un perro extremadamente inteligente, con una enorme capacidad de recordarlo todo. Ideal compañero en la vida del día a día, tiene un carácter muy sociable y estable, tanto con personas como con otros perros.

Cuidados y atenciones

Compañero tremendamente fiel y leal a sus dueños, requiere de una serie de atenciones y cuidados que necesitas conocer:

  • Una de las principales características en los cuidados del Labrador Retriever es que necesita hacer mucha actividad. Es un perro que tiende a ponerse gordito si lleva una vida sedentaria y, además, cuando no realiza mucha actividad puede presentar un comportamiento destructivo con tus cosas. Es bueno sacarlo un mínimo de tres veces al día, y darle paseos generosos en el tiempo y la distancia, para que pueda soltar adrenalina.
  • También es importante hacerle un buen cepillado de su pelo. Es cierto que lo tiene corto y, a diferencia de otras razas en las que hay que tener especial cuidado con el pelo más largo y propenso a enredarse, el Labrador Retriever también necesita atenciones de cepillado para que pueda eliminar todo el pelo muerto que pueda tener. Lo ideal es cepillarlo una o dos veces por semana.
  • Tampoco podemos olvidar el aseo. Es fundamental bañarlo cada mes o mes y medio; además de hacerle sentir muy a gusto (imagina si tú no te ducharas un día), le estamos ayudando a prevenir la aparición de parásitos. También, como es un perro que adora, literalmente, el agua, no te pondrá ninguna objeción a la hora de mojarlo.
  • Un Labrador Retriever es un perro tan inteligente que muestra bastante impaciencia e inquietud en su carácter si no lo atendemos como merece. Además de la necesidad de actividad física, este perro también necesita juguetes inteligentes. Tienden a ser muy mordedores de pequeños, y es bueno ayudarles a desarrollar su inteligencia con juguetes que les calmen su ansia de morder y también que les hagan pensar y razonar.
  • Algo también a destacar de esta raza es la importancia de un buen descanso. Elige su cama correctamente para que tenga un sueño reparador y, por tanto, una vida saludable y feliz.

Alimentación y educación

Un Labrador Retriever es un perro, como te digo más arriba, extremadamente inteligente. Como pasa con casi todas las razas de perros, necesita socializar con personas y otros perros desde que es un cachorro; de esa manera evitamos que pueda padecer alguna fobia cuando sea adulto. Es bueno que le enseñes a sentarse, quedarse quieto o esperar algo que desee hasta que tú lo autorices porque, de esta manera, consigues estimular su mente.

Es muy positivo para ambos que le enseñes multitud de juegos. Todo lo que sea estimular su mente, agilizar su inteligencia siempre será muy bueno para su perfecto desarrollo, tanto físico como mental.

Debes saber que el Labrador Retriever es un perro muy, demasiado, cariñoso. Si no lo educas correctamente corres el riesgo de que sufra un exceso de dependencia de ti y, en consecuencia, puede sufrir ansiedad, bien por separación bien por celos. Es muy importante que seas responsable a la hora de educar a tu perro con el fin de evitarle sufrimientos innecesarios cuando, por ejemplo, te ausentarás de casa por unas horas o te lo llevas contigo a una barbacoa con amigos y haces vida social con otros humanos.

Como te he dicho antes, el Labrador Retriever es un perro que tiene a engordar. Le gusta mucho comer, y si por él fuera, estaría toooodo el día comiendo. Claro, eso pasa la factura de los kilos de más y las desagradables consecuencias que puede llegar a tener en su salud. Por eso, desde Mundo Mascota, te aconsejamos elegir correctamente la comida apropiada para tu perro.

Labrador en el césped
Labrador Retriever amarillo

Unos últimos consejos

Ya sabes que siempre te recordamos la importancia de ser totalmente responsable cuando decides adoptar cualquier mascota. Puede que te sientas impulsado a traer a casa a un Labrador Retriever porque viste a una mamá con sus cachorritos y no pudiste resistirlo.

Pero, por favor, sé objetivo. Piensa en tu estilo de vida y lo que supone para ti traer a tu vida ese pequeño gordito y adorable que viste ayer. Tienes que entender sus necesidades; y este perro requiere mucho cariño y, sobre todo, mucha actividad, muchos paseos.

Y, como siempre te decimos, si estás decidido a traer un Labrador Retriever a tu casa, ¡enhorabuena!. Cuéntanoslo, enséñanos su foto en nuestro Facebook y Twitter. ¿Qué nombre le has puesto?, envíanoslo y lo publicamos en nuestro blog y Redes Sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + siete =