El cepillado de dientes del gato

Cuando fui al veterinario me recomendó que probase algunas muestras gratis para la higiene del gato y así hice, tome unas cuantas. Sobre todo un cepillo de color rojo acompañado de su pasta de dientes sabor pescado, que me resulto muy curioso. Poco después llegué a mi casa y me decidí probar la muestra con uno de mis gatos.

Colmillos del gato

Pero claro, a pocos gatos les llama la atención ver una pasta de dientes y un cepillo que se van acercando hasta su boca.
Pensé un poco, ¿qué podría hacer para que le resultará más agradable el cepillado de dientes al gato,? así que se lo dí a probar. Pues parece que resultó una buena idea, mi gato se volvió loco lamiendo la pasta de dientes que olía a mentolado. ¡Que bien… un trabajo menos! Ya no le daría reparo que me acercara hasta su hocico con aquellos artilugios en la mano.

Ahora lo difícil era conseguir que se dejara cepillar los dientes y no se comiera la pasta. Al final lo tuve que agarrar con las dos manos abrazarlo con un brazo, con una mano levantarle el labio y con la otra mano que me quedaba libre pasarle el cepillo entre los dientes. Menos mal que tienen dos o tres, porque si no….sería casi imposible.


¿Resultado?, quedó con toda la cara llena de pasta de dientes, mi chaleco despeluchado de sus uñas, yo histérica por no poder hacer el trabajo bien y el relamiéndose como si hubiese comido un plato del mejor gourmet. Pero bueno, otro día lo intentaré de nuevo y seguro que irá mejor la cosa.

Cepillado regular del gato

Seguimos con la salud bucodental de nuestras mascotas, en especial los gatos. Pero tengo que decir que los perros también tienen el mismo problema y si no se cuida, llegará a crear una enfermedad grave. Por eso te aconsejo que sigas nuestros consejos e intentes cuidar de ellos, son seres más inferiores que nosotros que necesitan de nuestra ayuda.

Aunque no parecen que apreciemos que, cepillar los dientes del gato en forma regular (los veterinarios recomiendan dos veces a la semana) es una de los cosas más importantes que podemos hacer por su salud. El cepillado elimina la placa en los dientes del gato que puede convertirse en sarro, a lo largo del tiempo la acumulación del sarro empieza a descalcificar la línea de las encías y es la causa de las caries, aparte de otras enfermedades de las encías.

Además de ser dolorosa, la decadencia de los dientes y las encías infectadas pueden causar una serie de problemas de salud en el gato incluyendo el riñón, hígado y enfermedades del corazón. Los niveles elevados de bacterias en la sangre en un gato puede debilitar su sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible a las enfermedades y el cáncer. Porque son animales pequeños y una gran cantidad de bacterias haría nefasta su salud.

Quizás nos resulte complicado el cepillado cada dos días a la semana, por lo menos hazlo una o dos veces al mes. Con eso será suficiente y tu animal te lo agradecerá a la larga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =