Los hámsteres, una mascota singular

Los cricetinos  son una subfamilia de roedores, conocidos popularmente como hámsteres. Se han certificado 18 especies distintas de hámsteres. La mayoría son originarias de Oriente Medio y del sureste de Estados Unidos de Norteamérica. Al resultar muy fáciles de criar en cautividad, se suelen usar como animales de laboratorio y también como mascotas.

Todas las especies de hámsteres  se caracterizan por las bolsas expansibles, llamadas abazones, situadas en el interior de la boca y que van desde las mejillas hasta los hombros.

Hámster comiendo

Los hámsteres son animales nocturnos por naturaleza, lo que puede acarrerar problemas si  son la mascotas de pniños pequeños, debido a que los períodos de sueño y actividad de unos y otros no coinciden. Este dato hay que tenerlo en cuenta a la hora de comprar o regalar un hámster a un niño.

Mucha gente suele optar por los hámsteres antes que  las ratas como animal doméstico, debido a la pésima magen y fama de estas últimas. No obstante, que las ratas, los hámsteres no suelen  aprendiender trucos, mas puede ser divertido jugar con ellos y observarles.

Además, los hámsteres son más pequeños que los Conejillos de indias, si bien igual de sociables, con lo que  son una acertada elección  para hogares pequeños.

El hámster dorado es el más popular de esta especie a la hora de ser elegido como mascota. En algunos lugares,  el hámster de Campbell es más popular que el blanco invernal, en tanto  que en otros, especialmente europeos, es al contrario.

Por otra parte, las especies china y de Roborovski resultan más complicadas de criar en  cautividad, por lo  cual son los tipos de hámster menos comunes como mascotas para los hogares.

Los  hámsteres almacenan alimento para comer  durante el día a distintas horas, por lo que debemos alimentarlos una única vez al día procurando que sea siempre a una misma hora. Además, hay que darles maderas adecuadas para que roan sus dientes que no paran de crecer.

Por último, el alimento básico es  la comida seca debido a que los alimentos frescos se descomponen fácilmente  y además humedece el piso del hámster.  Como golosina, se puede optar por semillas de girasol o frutas y verduras frescas, siempre lavadas y limpias.  También hay preparados a base de semillas y miel que les gusta mucho a los hámsters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =