Peligros caseros para un gato

Los gatos son un excelente animal de compañía y suelen pasar la mayoría de su tiempo en el hogar. Por ello, debemos tener en cuenta una serie de peligros para el gatos en las viviendas modernas. Con ello, evitaremos sustos y problemas para nuestro felino. Se trata de cuidar al gato en todo momento y facilitarle la vida en casa.

Gato escondido

1. Los cables eléctricos

Muchos gatos mordisquean los cables eléctricos de la vivienda con el consiguiente peligro de quemaduras en la boca o incluso la electrocución. Hay que evitar que lo haga cuando uno está presente en casa. Y si se considera que el gato lo hará cuando uno salga del hogar, lo mejor es desenchufar todo.

2. Las ventanas

La mayoría de las urgencias veterinarias en relación a los gatos son producto de caídas desde ventanas, terrazas y balcones. Para evitarlo, se tienen que poner mallas que eviten caídas al vacío. Otra opción es cerrar puertas cuando se abre una ventana o una terraza. Se trata de evitar que el gato puede llegar hasta allí.

3. Los electrodomésticos

Estos aparatos pueden entrañar un serio peligro para los felinos. Además, tienen algo que atraen a los gatos hacia ellos. Por ejemplo, una lavadora abierta puede ser un lugar muy sugerente para que un gato se esconda. Por lo tanto, hay que tener cerradas las puertas del horno, la nevera, la lavadora, la secadora, etc.

4. Las bolsas de plástico

Algo tan inofensivo como una bolsa de plástico puede provocar que un gato quede atrapado en ella y muera asfixiado. Aunque parezca raro, a los gatos les gustan mucho y si ven una irán a por ella rápidamente.

5. Las agujas de coser

Estas agujas pueden acaban en ocasiones  en el interior del esófago del gato. Si dejamos las agujas  enhebradas con su hilo, el gato jugará con él, lo morderá, lo tragará y con ello se tragará también la aguja.

6. Plantas tóxicas

Algunas plantas resultan  tóxicas para  los gatos. Si las mordisquean pueden llegar tener cuadros gastrointestinales o alérgicos y dependiendo de la planta,cuadros nerviosos, renales e incluso cardiovasculares. Por ello, hay que informarse bien de que plantas tenemos en casa en relación a nuestro felino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − diez =