Consejos para tener un agapornis papillero

En la época de Navidad, por lo que sé, es cuando más se compran agapornis papilleros, agapornis que se sacan a partir de los 20 días y que lo que hacen es darle de comer a través de una jeringa convirtiéndonos nosotros en una especie de madre con la que entabla un tipo de relación especial (consiguiendo así que no se te despegue y que puedas cogerle, acariciarle e incluso jugar con él).

Cría de Agapornis Papillero

Sin embargo, algo que muchas veces no sabes o no eres consciente es que estos pájaros tienen una serie de necesidades especiales. Por ejemplo, necesitan una cajita donde estar calentitos, normalmente con un calcetín o algo de lana para que puedan meterse y que así estén protegidos del frío.

Muchos dicen que lo mejor es ponerle una piedra térmica pero yo si te digo la verdad he tenido papilleros con piedra térmica y se han muerto a los tres días pero después tuve dos con sólo un saquito de lana y vivieron (de hecho son los que tengo ahora mismo en mi casa).

Junto al lugar donde duermen otra cosa a tener en cuenta es la alimentación. Comen papilla y normalmente necesitan cuatro o cinco tomas al día que se irán reduciendo conforme el pájaro vaya creciendo (aunque va a depender del desarrollo del mismo). La papilla hay que prepararla nueva cada vez porque se fermenta y podemos matar al pájaro. Así mismo también ha de estar caliente porque si se la damos fría se compacta y también puede morir.

Ya tenemos alimentación y vivienda. Ahora nos faltará jugar un poco con él y domesticarlo. El que le demos nosotros de comer y demás no quiere decir que el pájaro vaya a estar ya domesticado y nos deje hacer de todo, al contrario, se puede volver rebelde. Lo mejor es jugar siempre que se pueda un ratito para que tampoco se canse o pase frío al principio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 1 =