Adquirir con seguridad un perro de diseño

Normalmente, si se tiene un problema con la raza que hemos adquirido. Podemos ponernos en contacto con una asociación y ellos nos recomendarán una posible solución para este tipo de problema. Pero en este nuevo mundo de los perros de diseño, hay que tener cuidado donde se adquieren las crías y a quién se compran.
Se recomienda siempre obtener estas nuevas razas en sitios específicos como en criaderos especiales para ello.

Perro paseando

Los criaderos de Rutland y Tegan Manor Park en Australia, comenzarón sus existencias de crías con labradores, caniches y labradoodles de Don Evans, otro criador que había descubierto independientemente ésta raza de los perros Guía de la Asociación de Wally.

Sus labradoodles son legítimos, y se guradan registros de todas sus crías. También se asegura 100%, bajo preinscripción veterinaria, que son perros no alergénicos. Han llevado a cabo una amplia investigación y nuevos programas de mejoramiento para llegar a la raza del perro labradoodle.
No siempre ésta raza es exclusivamente el producto de la mezcla de labradores y caniches. Se han utilizado otras razas de vez en cuando, llegando a las características determinadas que se quieren obtener.

Los criaderos de Rutland Manor Park Tegan, comenzó a llamar a sus perros, y los descendientes de ellos, Australia labradoodles, para distinguirlos de los poodle labrador (mezclas que se producen indiscriminadamente). Es muy difícil de controlar la calidad de la raza, y muchas de ellas fueron alergénicas, con lo cual personas con alergias fueron engañados en su compra, esperando no tener reacciones alérgicas.

La Asociación Internacional Labradoodle se creó originalmente para ayudar a mantener la calidad y las características de está nueva raza de perro. Sin embargo, ahora casi todos los cruces de caniche y labrador se llaman (australiano labradoodles ), no siendo siempre los auténticos.
Si el perro adquirido al final es lo que esperaba el consumidor, nunca sabrán si compraron un labradoodles auténtico. Ya que están contentos con su nueva mascota, pero el problema llega cuando el resultado no es lo que querían. Seguramente, el perro será abandonado y con suerte las asociaciones se harán cargo del pobre animal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 11 =