El lenguaje de los gatos

Los gatos se  expresan mediante un lenguaje corporal que tiene como principal indicador su cola, pero además lo hacen a través de los maullidos y los ronroneos. Por ello, podemos conocer en parte que quieren decir los gatos cuando mueven su cola o realizan maullidos o ronroneos.

En primer lugar, los ronroneos se vinculan con estados placenteros del felino, no obstante en algunos casos son usados para demostrar que se encuentran enfermos o  pretenden comunicar  que les duele o molesta  algo en concreto. Por ello, debemos estar atentos a los ronroneos de nuestro gato.

Lenguaje corporal de gatos

En relación a los maullidos, pueden ser más bien cortos o muy largos. Si el maullido es corto significa que el gato necesita algo como puede ser que le abran una puerta, le den la comida o le acaricen.  Por su parte, si es maullido es largo representa que el felino se encuentra en  su época de celo.

En cuanto al lenguaje corporal, los gatos que están seguros de sí mismo mantienen su cabeza erguida en tanto  que los más inseguros tienden a andar con la cabeza y la mirada hacia abajo.

Por otro lado, si nuestro gato tiene los ojos entreabiertos  puede significar que tiene sueño o bien puede ser un síntoma de una enfermedad.  Además, si el gato tiene las orejas hacia arriba supondrá que está contento, mas si las dirige hacia delante en ángulo significa que esta  está molesto.

Otro punto interesante son los bigotes. Si están estirados  y hacia delante, supone que el felino está feliz  mientras que hacia atrás viene a demostrar miedo.

Finalmente, hay que fijarse en  la cola la cual comunica bastante sobre el estado del gato.  Cuanto más baja esté la cola supone que el gato está más triste. Si mueve rápidamente la cola denota enfado e incluso agrevisidad, mientras que si el movimiento es suave supone tranquilidad y concentración. Por último, si el gato arquea e infla la cola significa que puede atacarnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 3 =