Controlar el hambre excesiva en los gatos

En ocasiones nuestro gato tiene de repente mucha hambre y se come todo lo que nos comemos. Esta es una muy buena señal, sobre todo si tu gato no presenta obesidad, porque quiere decir que su organismo le está pidiendo más alimento de manera continuada.

Una mala señal sería que el gato no tuviera hambre, pero muchas personas se asustan cuando el gato le pide más comida. Nosotros debemos poner un límite a nuestro gato, para que así mantenga un peso adecuado y tenga una salud muy prolongada.

Gato y erizo comiendo

Si le damos a nuestro gato toda la comida que nos pida, a pesar de que sea su alimento, es muy probable que en poco tiempo nuestro gato presente obesidad, sobre todo si el gato no es de hacer mucho ejercicio y se pasa todo el día durmiendo sin hacer nada, porque es muy probable que la obesidad de presente en poco tiempo.

La cuestión está entonces en poder moderar la comida de nuestro gato y  no dejar que los maullidos del gato te puedan y consigan hacer que le puedas dar más cantidad de comida. Hay que  saber poner límite a los gatos, porque si acostumbras a darle todo lo que pida, seguro que te seguirá pidiendo más.

Es un comportamiento similar al que tienen los niños, por lo que hay que saber educar a los gatos de esta manera, poniendo un límite de comida, por muchos que sigan pidiendo más cantidad de comida durante todo el día.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 20 =