Consejos para evitar la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad bastante grave, con la que podemos contagiarnos a través de nuestras mascotas, ya sea un perro, gato o cualquier otra. El microorganismo que causa esta terrible enfermedad es el toxoplasma Gondii, que se encuentra en ciertas zonas, por lo que debemos evitarlas para no contraer esta enfermedad.

La toxoplasmosis en embarazadasPara evitar contagiarnos, debemos tomar medidas a la hora de manipular los excrementos de nuestras mascotas. Siempre que limpiemos el cajón de nuestra mascota debemos hacerlo con guantes, para no entrar en contacto con los excrementos, ya que éstos son vehículos de esta enfermedad.

Además debemos estar seguros que nuestra mascota no tiene esta enfermedad, por lo que una revisión será de gran ayuda. Los gatos y perros que salgan a la calle estarán más expuestos que los que se encuentran siempre en casa y no salen, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta.

La toxoplasmosis en las embarazadas es sumamente peligrosa para el feto, ya que puede tener graves complicaciones si una mujer embarazada entra en contacto con el toxoplasma Gondii y se infecta. Siempre es mejor que la mujer esté apartada de las heces de los animales y del propio animal, siempre por precaución.

Una medida interesante será la de bañar de manera periódica a nuestra mascota, con el fin de limpiar adecuadamente su pelaje y mantenerlo fuera de peligro de tener restos del Toxoplasma Gondii. Todas las precauciones que tomemos para evitar esta infección, son pocas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − cinco =