¿Aspirinas para perros?

¿Aspirinas para perros?

3 1573

Somos muchos, incluida yo, que, cuando notamos que nuestro perro anda resfriado o con pocas ganas de hacer cosas, le damos una aspirina para que se ponga bien pero, ¿realmente son buenas?

Lo cierto es que si le preguntas a un experto te dirá que no se debería hacer eso porque la composición que tiene la aspirina puede causar molestias al perro y no le sirve de nada en situaciones como resfriados y similares. Sin embargo, si analizas lo que el veterinario te receta ante un resfriado y la aspirina te darás cuenta que muchos de los componentes son los mismos, aunque en distinta proporción.

Por norma general se suele dar una pastilla según los kilos que pese el perro pero, si en lugar de eso, sólo le damos una pastilla, aunque no ayude mucho, algo hace, y por eso las aspirinas se pueden usar sin abusar en demasía de ellas. En mi caso siempre que se las he dado a mis perros ha sido una al día, no más, y siempre vigilando la reacción que podía tener (la mayor parte era que caían en un profundo sueño durante un par de horas y después se despertaba mucho mejor).

Si tu perro es pequeño con media pastilla es suficiente que puedes darle con algo de carne escondida dentro. Pero, si ves que tu perro es delicado, entonces lo mejor es llevarlo al veterinario no vaya a ser que, por ahorrarte algo, al final pongas en peligro la vida de tu mejor amigo.

3 COMENTARIOS

  1. Los antiinflamatorios no esteriodales (AINEs) son muy útiles para combatir el dolor y disminuir la inflamación. En general, los AINEs que toman las personas como aspirina, ibuprofeno, o naproxeno no son seguros para nuestras mascotas (perros y gatos). Existen AINEs específicamente formulados para usarse en estas especies. Su uso en gatos es problemático ya les contare por que.

    Porque no es una buena idea darle una aspirina a mi perro para el dolor?

    Antes prescribiamos aspirinas para los perros con artritis, hasta que se descubrieron los efectos secundarios poco agradables que produce. Por ejemplo:

    1. Ulceras en estómago e intestino- Estas úlceras pueden no ser aparentes, o se puede presentar vomito, diarrea, y pérdida de sangre; estos signos se presentan a persar de que la aspirina tenga capa entérica

    2. Se incrementan las probabilidades de sangrado interno. LA aspirina afecta la función de las plaquetas y dificulta la formación de coágulos. Es por ello que se recomienda para personas que han sufrido de algún infarto cardiaco. La dificultad para formar coágulos es un efecto indeseable en un paciente que tiene una herida o va a entrar a cirugía.

    Al parecer los perros son más sensibles a los efectos negativos, gastrointestinales de los AINEs, en mayor proporción que las personas. Estos efectos son vómito, diarrea, gastritis y en el peor de los casos úlceras perforantes.

    Habrás situaciones en las que a pesar de todo el veterinario le prescribirá aspirina.

    Algunos de los AINEs frecuentemente recetados son:
    Carprofen (Rimadyl®)
    Deracoxib (Deramaxx®)
    Firocoxib (Previcox®)
    Meloxicam (Metacam®)
    Tepoxalin (Zubrin®)
    Piroxicam (Feldene®)

    El uso de los AINEs en gatos

    Los gatos son deficientes en una enzima llamada glucuronyl transferasa y por consecuencia les toma mucho tiempo metabolizar aspirina. Por esta razon se considera que no es seguro prescribir aspirina a los gatos.

    LOs gatos son especialmente sensibles a los efectos negativos que los AINEs tienen en los riñones. El único AINE que ha sido aprovado para usarse en gatos es meloxicam. Para asegurarse de dar la dosis correcta, siga las instrucciones de su médico veterinario.

    Como hemos visto este tipo de fármacos son muy útiles en medicina de emergencia, sin embargo en enfermedades crónicas como la artritis es preferible evitarlos ya que su toxicidad y efectos secundarios indeseables son muchos. Existen alternativas naturales como el árnica ya sea en producto herbolario u homeopático, la acupuntura y magnetoterapia.

    Por último les recuerdo que no debemos automedicar a nuestras mascotas. Si no se lo que tiene, menos sabré como tratarlo.

  2. Ayer le di a mi perro la dosis de apiretal en gotas correspondientes a un bebé de 0 a 3 meses, tenía 40 de fiebre. Como no se le bajaba la fiebre lo llevé al veterinario y le dije que si le pasaba algo malo por haberle dado apiretal, me dijo que no le hacía mal, pero que la próxima vez, en el caso de darle algo por mi cuenta, mejor le diera aspirina. finalmente el veterinario le pincho antibiotico y antiinflamatorio porque el perro tenía Laringotraqueítis infecciosa.

Dejar un comentario