Consejos para comprar un perro

Ahora que se acercan las Navidades muchos piden a Papá Noel o a los Reyes Magos un perrito para cuidarlo. Muchos optan en esas ocasiones por comprarlo aunque también se puede tener en cuenta la opción de adaptar o de, si tienes amigos con mascotas y éstos tienen crías, que te regalen uno a ti.

Lo cierto es que a mí no me gusta mucho comprar perros porque se que hay muchos necesitados y que uno debe darle la oportunidad a otros que necesitan un hogar si bien yo misma pequé al comprar uno (debido a que es de pura raza y que es de los más caros que podemos encontrar).

Perro pequeño

Ahora bien, ¿qué consejos seguir a la hora de comprar un perro? Pues lo primero es no encapricharte con el primero que veas. Las cosas como son: te vas a gastar dinero y no quieres que a los tres días se muera, ¿verdad? Pues hay que ser analíticos. Lo mejor es ver al perro moverse, que juegue, que se le vea correr para saber si tiene algún defecto.

Después hay que mirarle bien los ojos porque unos ojos llorosos con lágrimas y con legañas no es algo bueno porque quiere decir que los tiene infectados y puede provocarle enfermedades (quizás no pero eso no lo sabemos).

También has de mirar la cartilla del perro para saber si tiene las vacunas puestas y lo que le hayan dado al perro (normalmente una pastilla para desparasitación interna).

Fíjate en el pelaje del perro, en si se rasca demasiado o está muy sucio y desaliñado, eso quiere decir que no han cuidado de él y, lo más importante, que no tenga garrapatas ni pulgas (eso se puede notar al tacto). Los dientes también son importantes.

Y, sobre todo, fíjate en el comportamiento del perro, es necesario que se sepa cómo ha estado el perro, si puedes ver a los padres, que te cuenten algo del perro aparte de lo que ves.

Por supuesto: No lo abandones cuando te moleste.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − seis =