Consejos para bañar al gato y prevenir enfermedades

Tener un gato es bastante sencillo, sobre todo porque son ellos los que se limpian habitualmente, pero debemos tener en cuenta que un baño de vez en cuando no es ni mucho menos malo, sino que debe ser parte de la rutina. Se dice que los gatos no son amantes del agua, pero una vez dentro del baño, muchos acaban disfrutando de este rato dentro del agua.

Un baño hace que el pelaje de nuestro gato pueda lucir mucho mejor, gracias al uso de un champú especial para gatos. También es una forma de limpiar muy bien el pelaje, que siempre es importante, quitarle la suciedad de estar por casa y demás. Dependiendo de tu gato, lo podrás bañar una vez al mes o cuando consideres que necesita una limpieza generalizada.

Después del baño es fundamental un buen cepillado, sobre todo para retirar los pelos que estén suelto y así evitaremos que acaben dentro del estómago de nuestra mascota. Un gato se acostumbra pronto a  los baños y finalmente acaban disfrutando, siempre y cuando la temperatura del agua sea la más adecuada, sobre todo ahora en el invierno.

Aunque nos digan que a los gatos no les gusta el agua, debemos bañarlos de vez en cuando, dependiendo de lo que salga a la calle, su pelaje, la raza del gato y muchos otros aspectos a tener en cuenta para ver la frecuencia de baño de nuestro gato, que será la que consideremos oportuna.

1 Comentario

  1. tengo 2 gatos uno de 8 meses y uno de 2 meses..! el de 8 meses ya por su edad quiere agarrar calle o mejor dicho ya anda de vago.. que puedo hacer???

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 2 =