Bulldog francés

Como cada martes, hoy hacemos una nueva entrega de nuestra sección Razas de Perros. Queremos hablarte de un pequeño perrito muy querido por mucha gente y que seguro estarás harto de ver por las calles. Te estamos hablando del Bulldog francés, también denominado Frenchie.

Podemos afirmar que el origen de esta simpática raza está en Francia, país donde se estableció definitivamente durante el siglo XIX. Su pariente más cercano, y principal antecesor del Bulldog francés, procede de Reino Unido y también podemos encontrar esta raza en países como EEUU. Se dice que estos perros, los bulldog, son descendientes directos de los molosos, ya que los originales tienen un tamaño considerable. Un perro moloso es aquel que se caracteriza por tener una constitución musculosa con la cabeza muy grande y el hocico corto, además de una potente mandíbula. Se llaman molosos gracias a la zona de Molosia, en la antigua región de Epiro (Grecia). Y es que en esta zona geográfica los ejemplares más grandes de perros se ocupaban de la vigilancia y también la participación en las guerras humanas. Todos los perros que presentan esas características se dice que son molosos. Originariamente, esa pequeña raza era adoptada por las clases sociales populares; pero pronto se puso de moda entre la aristocracia y la nobleza.

Si buscamos en la hemeroteca, son muchos los famosos que se decantan por esta raza a la hora de tener un compañero perruno. Encontramos a Dalí, el Frenchie de Hugh Jackman, o también podemos ver a la cantante Lady Gaga con su perrita Asia. Incluso, muchos perros de esta raza tienen cuenta propia en redes sociales, como Facebook o Instagram.

Conozcamos un poco mejor a esta simpática raza canina.

Dalí, el Bulldog francés de Hugh Jackman
Dalí, el Bulldog francés de Hugh Jackman

Características del Bulldog Francés

El Bulldog francés está clasificado como un perro de tamaño mediano según la Federación Cinológica Internacional (FCI), dentro del grupo 9 Sección 11 Molosoides de talla pequeña.

A pesar de su pequeño tamaño es un perro muy robusto. Es bastante regordete y tiene el pelo muy corto. Su cara es muy chata con orejas rectas, conocidas como orejas de murciélago, totalmente erguidas, y rabo muy pequeño. Presenta unas patas muy fuertes a pesar de ser cortas, aunque las traseras son más largas que las delanteras. Puedes encontrarlo de muchos colores, incluso los hay rayados en diferentes tonalidades. Es un perro que no supera los 10 kg de peso cuando es adulto; su alzada oscila entre los 15 y los 35 centímetros, y tiene una esperanza de vida de entre 10-12 años.

Es un perro que destaca por su carácter cariñoso para con sus dueños. También es juguetón, alegre, sociable y muy fiel. Ideal para personas que nunca han tenido un perro como mascota, no requiere de mucho ejercicio diario y se adapta perfectamente tanto a una vivienda pequeña como a un paseo por las ajetreadas calles de una gran ciudad.

Cuidados y atenciones

Te dejo aquí algunas consideraciones importantes que debes tener en cuenta antes de decidirte por esta raza:

  • Aunque es cierto que no es un perro al que debes prestar mucha atención en cuanto al cuidado de su pelo, puesto que al tenerlo corto será suficiente con un cepillado semanal, sí que tienes que cuidar mucho la higiene de las arrugas de su hocico. El Bulldog francés tiene la piel arrugada no sólo en la cara, si no también en la zona de los hombros. Y es ahí donde debes prestar atención; limpia sus arrugas con un paño húmedo y después secalo con suavidad, especialmente cada vez que venís de la calle.
  • Como te digo más arriba, es un perrito que no requiere de mucho ejercicio diario. De hecho, no debes forzarle a hacer ejercicio porque podría sufrir un choque térmico. Se conforma con un paseo moderado a diario ya que puede completar sus necesidades de movimiento dentro de casa. Si vives en una zona con un clima cálido o, incluso, con mucho calor en verano, no te aconsejo que adoptes a esta raza porque son perros que no se adaptan a climas cálidos, ¿no has visto a un perro de esta raza un día de verano cualquiera?, ¿a que te ha llamado la atención su manera de respirar?, parece que tiene dificultades, ¿a que si?, es porque con su nariz tan chata no respira bien, y ya sabes que los perros sudan por su lengua cuando tienen mucho calor.
  • Tampoco es un perro que puedas meter en el agua. Tiene la cabeza muy grande, en comparación con el resto de su cuerpo, y puede llegar a ahogarse. Además, como sus patitas son cortas, no se defiende muy bien bajo el agua. Así que si eres persona de llevarte a la piscina, playa, río o parque acuático a tu perro, no te aconsejo el Bulldog francés para ello.
  • Es importante que valores esto que voy a contarte sobre esta raza de perro. Es excesivamente cariñoso. Como casi todas las razas de perros pequeños y medianos, necesita de  muchos mimos y no le gusta nada que te ausentes de casa. Si crees que no podrás estar toooooodo el tiempo del mundo con tu nuevo amiguito, olvídate de adoptar un Bulldog francés, porque cuando no estás en casa y tardas en volver puedes encontrate con más de un cojín roto o tus zapatillas literalmente destrozadas.
Cachorrito de Bulldog francés
Cachorrito de Bulldog francés

Alimentación y educación

El Bulldog francés es un perro especialmente terco. No estoy diciendo que no sea inteligente, si no que te costará un poco más de lo habitual que aprenda a pedir el pis o el sitio donde debe hacerlo. Y es que estos perros hacen sus necesidades con más frecuencia que otras razas de perros más grandes.  Pero como son tremendamente juguetones, con un poco de tu paciencia seguro que pronto aprende lo que está bien y lo que no, ya que son excelentes alumnos en el adiestramiento en positivo.

Como prácticamente cualquier perro, es bueno que tu Bulldog francés se relacione desde pequeño con otros perros, niños y personas, en general. Si no lo hiciera correría el riesgo de volverse demasiado tímido en la edad adulta.

En cuanto a su alimentación, es fundamental que la vigiles de cerca porque, como supongo que ya te imaginas, es un perro que tiende a engordar con mucha facilidad, no sólo por su constitución física si no también porque no hace demasiado ejercicio. Es bueno que le des pienso específico de su raza y lo dividas en dos dosis diarias; de esa manera, conseguirás que haga mejor la digestión y equilibras su peso. Vigila mucho que no coma cosas de la calle porque tiende a vomitar con relativa frecuencia, en cuanto algo no le cae bien.

Familia de Bulldog francés
Familia de Bulldog francés

Unos últimos consejos

Ya has visto que el Bulldog francés es un perro excesivamente cariñoso y puede a llegar a enfadarse, y mucho (jeje), si no lo atiendes como él necesita. Vamos, que básicamente no aguanta estar solo por mucho tiempo.

Piensa que un perro pequeño, y éste más especialmente, no puede tener un nivel de ejercicio físico a la altura de cualquiera. Si te gusta montar en bici más vale que lo lleves contigo en la cesta porque no soportaría tanto esfuerzo.

De todas formas, si tienes alguna duda sobre esta raza en concreto, o la que sea, y quieres preguntarnos antes de tomar la firme decisión de adoptar, te ayudaremos encantados a aclarar tus dudas y tomar la mejor de las decisiones.

¿Es un Bulldog francés la raza ideal para ti?, cuéntanoslo en nuestro Facebook y nuestro Twitter. Y si nos dices su nombre, lo publicaremos en nuestro blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − siete =