Tamaño adecuado del terrario para camaleones

El camaleón es un reptil muy especial. Tenerlo como mascota te aportará momentos muy entrañables, ya que es un animal bastante fácil de cuidar. Algunos, incluso, tienen comportamientos muy parecidos a los nuestros, haciéndose querer como si fueran uno de nosotros.

Hoy he venido a contarte cómo construir el terrario para tu camaleón. Y digo construir porque si vas a una tienda de mascotas, verás que no existe un terrario para camaleones, como tal. Sí que podrás comprar uno para reptiles, en general, pero no para nuestro amiguito.

Y es que el terrario para tu camaleón tiene que ser un tanto especial, sobre todo porque tu mascota lo es y se merece lo mejor.

Camaleon

El terrario

Lo primero que debes tener en cuenta es que el camaleón es un animal que necesita mucha ventilación, por lo que su terrario no puede ser de cristal. Lo más adecuado es que sea de malla en casi todas sus paredes. Es muy aconsejable que el armazón del terrario sea de madera; aunque también lo puedes construir de metal, siempre resulta más saludable, natural y fácil de trabajar la madera.

En cuanto al tamaño del terrario, piensa que tu camaleón duplicará su tamaño al llegar a la edad adulta. Normalmente se venden a la edad entre 3 y 8 meses, y cuando llegan a adultos ya son el doble de grandes. Por eso, constrúyele un terrario grande desde el principio. El tamaño ideal es de 120 X 50 X 70 centímetros.

Terrario de camaleón
Terrario de camaleón

La decoración

Cubre el suelo del terrario con sustrato natural de corteza de abeto o pino. Pon una generosa capa de este material, al menos tres centímetros. Este sustrato, que sí venden en tiendas de animales, es muy útil porque, además de decorar, controla muy bien la humedad y temperatura del terrario. Es ideal para estimular el comportamiento natural para excavar y construir madrigueras. Y además, algo que me parece estupendo, absorbe los desechos.

Llena el terrario de plantas naturales y/o artificiales para que tu camaleón pueda trepar y esconderse, tal y como haría en libertad. Además, si pones plantas de hoja le vendrá muy bien para beber agua. Los camaleones beben las gotas de agua que quedan en las hojas de las plantas.

Controla el calor y la humedad

Para que tu iguana sobreviva cómodamente en su terrario, has de cuidar muchísimo la temperatura y la humedad de su pequeño hábitat.

Ayuda a que tu camaleón tenga la temperatura adecuada colocando una lámpara calentadora en la parte superior del terrario. Un foco de 60W funciona muy bien para tu amiguito. Puede subir a calentarse y bajar a la vegetación si tiene demasiado calor. No olvides poner también un termómetro dentro del recinto para que la temperatura se mantenga entre los 29 y 33ºC. No olvides bajar la temperatura por la noche.

Los camaleones necesitan producir vitamina D para absorber el calcio que consiguen tomando el sol. Si no te resulta fácil sacarlo fuera para que se bañe con la luz del astro rey, puedes conseguir una lámpara con luz de espectro total con UVA y UVB.

Tampoco debes descuidar el índice de humedad del terrario. Utiliza rociadores de agua y sistema de goteo de agua para mantener una humedad saludable para tu camaleón. Instala un higrómetro que te permita tener la humedad controlada por encima del 50%. Y el agua que rocíes sobre tu amiguito y toda su casa debe de estar tibia, pero nunca caliente, y mucho menos fría.

Así que, ya sabes, mima a tu camaleón, como a cualquier mascota que desees tener en tu casa, proporcionándole el máximo confort, lo más parecido posible a su hábitat natural.

¿Tienes algún camaleón en casa?, ¿nos enseñas su terrario?, Comparte tu foto en nuestro Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + dieciocho =