Siguen abandonándose mascotas exóticas

El problema del abandono de las mascotas continúa  en la Comunidad de Madrid. La gente no acaba de concienciarse de la transcendencia de este hecho. Así, en el 2011, en Madrid se recogieron 629 ejemplares de mascota exóticas que habían sido abandonados por sus dueños y, en los primeros ocho meses del 2012, la cifra ya llega a 620.

Estos datos son bastante preocupantes. La proliferación de abandonos de mascotas exóticas es una seria amenaza  para la biodiversidad del planeta. Además, supone un claro perjuicio para la salud pública y daña gravemente a varios sectores como  la agricultura, la ganadería, la pesca y los bosques.

Mapache

Entre las especies exóticas que invaden las comunidades biológicas d la Comunidad de Madrid preocupa bastante el mapache. Este animal es  un depredador omnívoro, muy agreviso y con una amplia capacidad de adaptación que provoca un notable impacto en la cadena alimentaria. Desde la primera campaña de capturas, que se pusó en marcha en el año 2007, se han apresado 259 ejemplares de mapaches, de los cuales 141 ya han sido capturados a lo largo de estos primeros ocho meses del 2012.

Otra especie exótica que está afectando seriamente a la biodiversidad de la región madrileña es la cotorra gris argentina. Este animal llegó a  Madrid en el año  1985. Se suele ver  especialmente en medios urbanos y semiurbanos, donde llega a causar serias molestias a los vecinos por los ruidos. Además, pueden provocar que varios pájaros tengan que irse de la zona dominada por las cotorras.

Otra mascota exótica que causa importantes estrago sobre la biodiversidad de la Comunidad de Madrid es  el galápago de Florida, que supone una peligrosa amenaza para el europeo. Hasta el momento ya se han capturado 287 ejemplares de esta mascota exótica en la región madrileña.

Por lo tanto, los dueños de mascotas exóticas deben pensar en el peligro que causan cuando abandonan a su animal en cualquier lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − 1 =