¿Por que los perros rozan el culete contra el suelo?

Seguro que alguna vez has visto a algún perrete hacer este gesto de rozar el culete contra el suelo. Es algo que parece gracioso a priori, pero como casi todo en este mundo, tiene una explicación.

A mi antes me parecía algo muy desagradable; incluso, el hecho de que los perros se huelan en ese sitio cuando se encuentran era algo que no entendía, hasta que descubrí el por qué. Sigue leyendo, verás qué curioso y por qué lo hacen.

Perretes sonriendo
Perritos felices

Las glándulas anales en los perros

Es algo que ellos tienen y nosotros, los humanos, no. Por eso, si no lees sobre ello, probablemente nunca sabrás que los perros tienen unas glándulas a ambos lados del esfínter del ano donde se almacena un líquido con un intenso olor que es diferente en cada perro. Estas glándulas, también denominadas sacos anales, se ven desde el exterior como dos orificios pequeños que están comunicados en el interior con el ano.

Todos sabemos lo desarrollado que tienen los perros el sentido del olfato. Ellos se comunican mediante señales olfativas constantemente. Por eso, las glándulas anales son fábricas de sustancias olorosas propias de cada ejemplar canino.

Ahora entenderás por qué cuando tu perro se encuentra con otro peludito, ambos acercan su hocico al culete del otro; están tratando de captar el olor de las feromonas que emiten sus glándulas anales. Para los machos, tener estos sacos anales llenos de sustancias olfativas supone un gesto de “yo soy el líder aquí y por nada del mundo me someto a ti”.  No olvides que los perros son animales jerárquicos y cuando se huelen el ano están descifrando una valiosa información sobre el puesto que ocupan en la escala social.

Perrito olfateando el viento
Perrito olfateando el viento

Causas de por qué los perros arrastran el ano contra el suelo

Este gesto curioso de tu amiguito puede deberse a dos causas, principalmente:

Glándulas anales llenas

Lo más normal es que cuando tu perro hace caca también vacía las glándulas anales. Este gesto es muy saludable para él porque, en primer lugar, lo mantiene sano y, en segundo lugar, está dejando en sus excrementos su propio olor; así, cuando venga otro perrete a oler, ya cogerá información.

Cuando no ocurre lo que te cuento más arriba, es cuando tu perro empieza a frotarse contra el suelo. Sencillamente, siente picor y es una manera de calmarlo. Esto que voy a decirte no es para que te alarmes, ni mucho menos, pero si tu amigo no vacía sus sacos anales puede llegar a derivar en abscesos o, lo que es lo mismo, granos de pus.

Pero, claro, los perros no siempre quieren vaciar sus glándulas anales. Porque, como te digo más arriba, el lenguaje olfativo que desprenden suponen una posición claramente dominante. Y esto puede llegar a ser un problema. Piensa que cuando tienen vacíos los sacos anales y viene otro perro a “saludar”, está claramente en posición de sumisión.

Existen tres claros indicadores que pueden ayudarte a saber si tu perro es de los que no quieren sumisión por nada del mundo; vamos, que no están por la labor de vaciar sus glándulas anales:

  • Perros muy dominantes: hay algunas razas, como todos los terrier, que se caracterizan por no ser nada sumisos en sus relaciones sociales. Esto puede influir bastante en su negativa a vaciar sus glándulas anales.
  • Perros que no están esterilizados: cuando se encuentran con una perrita en celo y captan el mensaje, sus hormonas sexuales influyen en el funcionamiento de los sacos anales llenándolos de líquido que no expulsan.
  • Perros jóvenes: cuando tienen una edad comprendida entre tres y ocho años presentan más dificultades para vaciar sus glándulas anales.

Lombrices intestinales

Todos sabemos que, según indicaciones de nuestro veterinario, debemos suministrar a nuestro perro de manera periódica una pastilla antiparasitaria con el fin de evitar que aparezcan estas desagradables consecuencias y las molestias que le generan con esos irritantes picores.

En cualquier caso, si observas que tu perro hace el gesto de frotar su culete contra el suelo de forma reiterada, es bueno que lo lleves al veterinario para que sea él, como profesional médico, quien determine la causa y aplique el tratamiento más adecuado para hacer que tu perro sea más feliz.

Cuéntanos, ¿tu perro hace o ha hecho este gesto?, ¿qué pensaste la primera vez que lo viste?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − cuatro =