El Escorpión, una mascota exótica muy singular

Cada vez que escucho la palabra escorpión siempre me voy al signo del Zodíaco o, incluso, a una conocida marca de ropa femenina que lleva su nombre; por no hablar del archiconocido grupo musical. Porque, querid@ lector/a, me cuesta mucho comprender que hay gente que tiene a este animal como mascota en casa. Aunque ya sabemos que esto es cuestión de gustos.

Y de eso hablamos hoy, del escorpión. Realmente es una mascota que no da ningún trabajo a los dueños, ya que no emite ningún ruido, no produce alergias en los humanos, no tienes que limpiar orina ni excrementos y, además, basta con que cambies la arena de su terrario con una frecuencia de seis meses aproximadamente.

Quizá te ayude a pasar las noches de insomnio observándolo, porque es un animal que vive de noche.

En nuestro planeta existen casi 2000 especies de escorpiones, aunque no todos son tan venenosos como para matar a una persona. Si decides hacerte con este animal como mascota, como siempre te pedimos desde Mundo Mascota, procura hacerle la vida lo más feliz posible. Te aconsejamos que te dirijas a una tienda especializada para que te oriente sobre un ejemplar adecuado. El más apropiado para tener como mascota es el escorpión emperador. Sigue leyendo y descubrirás el por qué.

Escorpión emperador
Escorpión emperador

El escorpión emperador

El escorpión emperador, también denominado escorpión negro africano es, de todos los escorpiones, la especie más común criada en cautividad debido, principalmente, a su carácter tranquilo. Procede de la zona occidental de África, concretamente habita en Sierra Leona, Ghana, Senegal y Costa de Marfil, aunque también se han encontrado ejemplares en lugares como Brasil, EEUU o, incluso en el Himalaya.

Es de color negro brillante aunque también puede ser marrón o verdoso y tiene un tamaño que oscila entre los 12 y los 18 centímetros, aunque las hembras suelen ser más grandes que los machos. Por su tamaño tan grandote son los que aparecen siempre en las películas. Parecen descomunales y así hacen causan más terror en los espectadores, aunque en realidad escogen esta especie por lo dóciles que son, y por el poco peligro que pasan los actores estando cerca de ellos.

El escorpión emperador vive entre cinco y ocho años. Su cuerpo plano y estrecho posee ocho patas y dos enormes pinzas granulosas y peludas de un color marrón rojizo parecido a las pinzas de las langostas. Lo más característico de su cuerpo es el aguijón en el que termina su propio cuerpo curvado y donde se alojan las glándulas venenosas.

Un rasgo importante de este animal es que para defenderse y atacar, utiliza más sus pinzas que su aguijón.  Como dato curioso, los escorpiones que tienen las pinzas más gruesas son los más dóciles. Y nuestro amigo, el escorpión emperador, las tiene bastante generosas por lo que, como te digo más arriba, es la especie de escorpiones más aconsejable para vivir en cautividad.

Escorpión

La casa de tu escorpión emperador

Debes proporcionarle un terrario de vidrio o plástico con unas dimensiones adecuadas (lo ideal es 30 X 20 X 10 centímetros), bien ventilado y con una tapa absolutamente segura; no olvides que a tu escorpión emperador le gusta mucho trepar.

Tu amiguito debe tener las condiciones óptimas de humedad y temperatura, ya que si siente frío no comerá. La temperatura ideal para él está en 25ºC y la humedad debe ser de un 60-70% o, incluso, hasta por encima del 75%. Por tanto, instala una placa térmica con un termostato en la parte trasera del terrario y ayúdate de un termómetro y un hidrómetro para mantener confortable a tu mascota.

Cubre el fondo del terrario con una generosa capa de sustrato que puede ser turba, corteza de corcho o fibra de cacao. Recuerda que a tu escorpión emperador le gusta excavar cuando vive en libertad, y necesita hacer hoyos para poder esconderse. Por eso, el grosor del suelo del terrario no debe ser menor de 7-8 centímetros.

Ponle muchos obstáculos para que pueda trepar, cavar, esconderse, etc… Puedes usar cortezas, rocas e, incluso, algún envase de cerámica con esmalte seguro para arácnidos.

Alimenta correctamente a tu escorpión emperador

Este arácnido se alimenta exclusivamente de presas vivas, a las que espera inmóvil y al acecho, o a las que encuentra por casualidad al caminar. Los manjares más preciados para él son las langostas, gusanos y grillos. Debes alimentar previamente a los insectos con una mezcla rica en nutrientes que puedes comprar en una tienda de mascotas y que se conoce como “alimentación enriquecida”.  En cada toma, el escorpión emperador ingiere dos o tres insectos. Pero tienes que tener en cuenta que no come todos los días; es bueno darle de comer una vez por semana.

Los escorpiones mudan su piel un par de veces al año. En esos momentos no come, ni antes, ni durante, ni después. No te sorprenda si pasa más de una semana sin ingerir alimento; puede que sea por la muda.

No te preocupes por mantener a los grillos, lombrices y langostas vivos dentro del terrario del escorpión. No le atacarán cuando no tenga hambre porque posee un caparazón muy resistente a casi cualquier depredador.

En cuanto a la bebida, el escorpión emperador bebe mucha agua. Necesita beber todos los días. Por eso, empapa un algodón en agua y ponlo en un plato para que a tu amiguito no le falte nunca el agua.

Unos consejos para cuidar a tu escorpión emperador

El escorpión emperador es un animal muy sociable; necesita vivir con más ejemplares de su especie. De hecho, cuando están en libertad pueden llegar a vivir más de una docena de ellos en una misma madriguera. Por lo que, si te decides a adoptar a un escorpión como mascota, plantéate llevar a casa dos ejemplares, como mínimo. Ten en cuenta que si sólo adquieres uno es como si mantuvieras a un ser humano confinado a vivir sólo.

Cuando tengas que manipular a tu escorpión emperador para limpiar su terrario, por ejemplo, no lo toques ya que podría picarte; y aunque su picadura no es mortal, sí que duele muchísimo. Levántalo ligeramente con unas pinzas justo por debajo del aguijón y dirígelo hacia una caja que hayas agujereado previamente para que pueda respirar.

Asegúrate de que tu escorpión haga ejercicio. El terrario que te proponemos más arriba es lo suficientemente grande como para que tu mascota se mantenga en forma. Si observas que no se mueve o, por el contrario, se mueve demasiado, coméntaselo a tu veterinario o a la tienda de mascotas donde lo adquiriste.

Cuéntanos, ¿tienes un escorpión emperador como mascota, o lo has tenido?, ¿te has planteado tener uno en casa?, ¡comparte tu experiencia con nosotros!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + quince =