Hámster ruso, consejos y cuidados

0

Si estás pensando en adoptar un pequeño ejemplar de hámster y no tienes muy claro cuál elegir, hoy quiero hablarte de una de las razas de este pequeño roedor más famosas debido a su docilidad y, sobre todo, a su pequeño tamaño. Estoy refiriéndome al hámster ruso, un pequeño ratoncillo que con su fama ha venido a desbancar a su congénere más adoptado hasta el momento, el hámster dorado.

Se trata de una especie de roedor originaria de las regiones del suroeste de Siberia, además de las regiones al este de Mongolia, Manchuria y Kazakhstan; es decir, son animalitos acostumbrados a vivir en climas muy fríos. Es normal verlos aguantando temperaturas por debajo de los -25ºC.

Aunque es habitual verlos vivir en libertad, son animales que se han adaptado muy bien a su vida en cautiverio debido a lo dóciles que son. Si bien es cierto que cuando están libres viven en grandes colonias de ejemplares, al estar contigo en casa debes tener mucho cuidado de juntar varios ejemplares en una misma jaula, ya que si no se llevan bien pueden llegar a atacarse hasta la muerte.

Conozcamos con más detalle a estos simpáticos amiguitos.

Hámsteres rusos comiendo
Hámster ruso gris

Su aspecto

Aunque a simple vista podríamos confundirlo con un ejemplar de hámster de Campbell, otra raza también muy extendida de estos pequeños ratoncillos, son bastantes las diferencias morfológicas que presentan ambas razas.

El hámster ruso mide entre 6 y 11 centímetros de largo y su peso oscila entre los 30 y 50 gramos. Tiene una esperanza de vida que ronda el año y medio o dos años, aunque se conocen varios ejemplares que han llegado a vivir hasta 3 años; cifra ésta última fácilmente alcanzable cuando nuestro amiguito vive con nosotros en casa. Si bien, y como pasa con casi todas las razas de animales, el macho presenta un tamaño ligeramente mayor al de la hembra de la especie.

Al igual que todas las razas de estos pequeños roedores, el hámster ruso también posee abazones que utiliza con frecuencia para almacenar comida. Habitualmente, y sobre todo viviendo en libertad, sale por la noche en busca de comida; para ello recorre grandes distancias y necesita un lugar de almacenaje y transporte de sus viandas.

En cuanto al color de su pelito, podemos encontrar tres variedades diferentes:

  • Gris con una raya sombreada en negro en su lomo a lo largo de la espina dorsal y ojos negros: esta es su coloración habitual cuando se encuentra viviendo en libertad.
  • Zafiro: es un color gris diluido/azulado que puede presentar, o no, la línea de pelo de diferente color a lo largo de su espina dorsal.
  • Blanco: al igual que el anterior, puede que presente también la línea de pelo en la espina dorsal.

Existen otros colores en estos animales pero son debidos a hibridaciones que han sufrido al cruzarlos con ejemplares de hámster Campbell.

El hámster ruso también es conocido por el nombre de Blanco de Invierno. Esto es debido a una característica propia de esta raza de roedor que lo hace totalmente diferente al resto de su especie. Cuando llega el invierno, nuestro pequeño amiguito cambia el pelo; debido a que en estado salvaje habita en zonas muy frías, al llegar la estación de la nieve aprovecha para cubrir su cuerpecillo de un pelo mucho más frondoso y espeso, además de un color totalmente blanco con el fin de camuflarse en la nieve de sus depredadores. Llama la atención la cantidad de pelo que le sale en las patitas.

Esta característica también la desarrollan cuando viven en cautividad. Evidentemente, al vivir contigo en casa no sufren el brusco cambio de temperatura que produce una región totalmente nevada. El indicador de su cambio de pelito es la duración de los días; al ir haciéndose cada vez más pequeños, tu hámster ruso cambiará poco a poco su manto. Puede que durante ese proceso se sienta un poco aletargado y tienda a almacenar comida. Tampoco es normal verles reproducirse mientras se preparan para la llegada del blanco y crudo invierno.

Familia de hámsteres rusos
Hámster ruso blanco

Convivencia y reproducción

Dentro de la gran actividad que presenta cualquier ratoncillo, el hámster ruso es un animal bastante tranquilo. Aunque es muy dócil, no te aconsejo que adoptes un animal de esta raza si no estás acostumbrado a coger o tratar con otros ejemplares de razas un poco más grandes. Si eres principiante, inclínate mejor por un ejemplar de hámster sirio.

La mejor manera de evitar conflictos dentro de la jaula es que o bien te decidas por un solo ejemplar, o bien te decidas por una pareja mixta de hámsteres. Dos ejemplares del mismo sexo son sinónimo de problemas de convivencia, incluso peleas que pueden llegar a ser mortales, especialmente si éstos son dos machos. Y es nuestra obligación hacerles la vida lo más feliz posible.

La convivencia deber empezar a una edad muy temprana; hazlo cuando aún no hayan alcanzado la madurez sexual (eso se produce a los dos meses desde su nacimiento), momento en el que empiezan a ser muy territoriales.

El hámster ruso es un animal que no se asusta ante la presencia de otras mascotas en casa. Normalmente, se mostrará indiferente pero si lo acercas a otra especie de hásmter es fácil que busque la manera de jugar con él, en lugar de inquietarse o ponerse nervioso.

En cuanto a su reproducción, una vez alcanzada la madurez sexual, esto es, recién cumplidos los dos meses de vida, la hembra entrará en celo cada cuatro días. Una vez queda preñada, en un plazo de 18 a 20 días nacerán los pequeños hámsteres que vendrán en una cantidad de entre 4 y 8 pequeños. A medida que la hembra va creciendo y teniendo camadas, el número de bebés disminuirá hasta una media de 1 a 3 ejemplares.

Has de tener en cuenta que cada camada supone un gran esfuerzo y desgaste físico para la madre, a pesar de que cuando convive con el padre, éste ayuda en la cría de los pequeños. Así que, querid@ lector/a, si no eres un gran experto criador de estos pequeños hámsteres, te recomiendo que empieces adoptando un sólo ejemplar para conocerlo bien.

Alimentación

Cualquier ejemplar de hámster ruso incluye en su dieta semillas y cereales de tamaño pequeño. También añaden frutas y proteínas a su alimentación.

Son animales muy propensos a padecer diabetes, así que evita darle alimentos dulces. En épocas de calor no olvides aportarle abundantes cantidades de fruta para evitar que se deshidrate. Tampoco puedes olvidarte de incrementar la dieta con abundantes cantidades de proteínas si tu amiguito es una hembra que está preñada.

No dejes de visitar nuestro artículo Cómo cuidar a un hámster donde te contamos más ampliamente todos los detalles para cuidar y alimentar a tu hámster.

Cuéntanos, ¿tienes un hámster ruso?, ¿has pensado en adoptar algún ejemplar?. Ya sabes que puedes compartir tus fotos en nuestro Facebook; estaremos encantados de conocer a tu amiguito.

Dejar respuesta