Cotorra, un amiguito muy cantarín

Cotorra argentina
Cotorra argentina

Hace un tiempo conocí bastante de cerca a este pájaro tan simpático pero tan ruidoso. Yo tenía un canario al que quería muchísimo; como me pasa con todas las mascotas que he tenido a lo largo de mi vida, a mi canario también le hablaba y le increpaba para que me respondiera con algunos bonitos trinos. Mis vecinos de al lado, que entonces tenían a sus hijos pequeños, veían el mimo con el que trataba a mi canario; y a los niños se les antojó tener un pájaro en casa. Sus padres les compraron una pareja de cotorras.

La verdad es que son pájaros muy bonitos; son como loros pequeños (bueno, de hecho estas aves pertenecen a la familia de los loros) pero, ¿tú sabes qué gritos pegan cuando cantan?. Si no los has visto de cerca, no te imaginas la potencia que tienen en sus pulmones a la hora de cantar… bueno, realmente la cotorra no canta. Pero, vamos a verlo con detalle.

Conozcamos a este simpático pájaro tropical.

Cotorra argentina
Cotorra argentina en su rama

El origen de la cotorra

La cotorra también recibe otros nombres, como cotorra argentina o cotorra monje. Es un ave de la familia de los loros, aunque de tamaño más pequeño, que originariamente se cría en Argentina además de países de todo el centro y sur de Sudamérica tales como Bolivia, Brasil, Uruguay, etc.

Son animales extremadamente sociables, por lo que cuando están en libertad viven en grandes colonias formando nidos comunes en lo alto de los árboles que se pueden encontrar a una altura mínima de 10 metros. A diferencia de cualquier ave de la familia de los loros, la cotorra sí construye un nido para la cría de sus polluelos. Cuando lo hacen en común, estos nidos pueden llegar a alcanzar tamaños enormes; en cada puesta tienen de 5 a 8 huevos que tardarán unos 26 días en eclosionar. Al igual que la propia cotorra, los pequeños huevos se adaptan bien a las temperaturas; aunque la verdad es que en un nido comunitario siempre hay buena temperatura debido al complejo enramado que lo forma.

Es un ave que no suele tener problemas a la hora de adaptarse al clima, teniendo en cuenta los países de donde procede; si llevas una cotorra a la Antártida es posible que no aguante esas temperaturas tan extremas. Vive principalmente en bosques y montes pero, como digo más arriba, también es frecuente encontrarla en zonas con árboles más abiertos.

Características y cuidados de la cotorra

La cotorra es un pájaro de la familia de los loros, por lo que su aspecto recuerda mucho a estas aves. Tiene un tamaño relativamente pequeño ya que su longitud ronda los 29 centímetros. Su rasgo más característico es el color de su plumaje; es un verde muy chillón en todo su cuerpo excepto en la zona de la frente, garganta y pecho donde el color de las plumas es de color gris claro. También, las puntas de sus alas son de un característico color azul turquesa.

Son aves muy inteligentes; de hecho, aprenden a salir ellas solas de su jaula. Esto puede resultar simpático, pero también representa un peligro por si algún día hace una travesura y se escapa por cualquier ventana que te hayas dejado abierta. Si ocurre eso, afortunadamente tiene muy buena memoria y es muy posible que vuelva a su jaula; déjasela abierta cerca de la ventana por donde se ha escapado.

Al margen de las travesuras que comentamos, la inteligencia de la cotorra le sirve también para poder repetir algunas palabras que quieras enseñarle. No es tan sencillo de conseguir, como ocurre con su pariente el loro común, pero si tienes paciencia y perseverancia es fácil que obtengas unos más que satisfactorios resultados. Cuando no “habla” emite unos estridentes y agudos sonidos con los que se ha ganado el merecido apodo de ave chillona. Pero, a pesar de todo, la cotorra es un ave muy pacífica y bastante tranquila.

Con una esperanza de vida que ronda los 20 años, otro rasgo característico de esta simpática mascota es su manera de caminar. Tiene las patas desarrolladas para trepar por los troncos de los árboles y cuando camina parece una personita, es muy gracioso verla. Cuando vuela siempre realiza vuelos a baja distancia y rectos, por lo que no esperes verla en el cielo haciendo grandes acrobacias.

Gracias al carácter tan sociable que tiene, no tendrá problemas en compartir jaula con otros ejemplares de su misma especie. Eso sí, procura que convivan parejas para que no haya ningún problema.

Cotorra argentina
Cotorra argentina

La Alimentación

La cotorra es un ave que come principalmente semillas, granos y hojas verdes. Es una apasionada de las semillas de arroz, maíz o cardo. No le des solamente estos pequeños granos; completa su dieta con vegetales de hoja grande tales como espinacas o lechugas. Y no olvides también aportar algo de fruta a su dieta; las manzanas y peras resultan un manjar para tu amiguito.

Has de saber que cuando vive en libertad, la cotorra también se alimenta de pequeños insectos, larvas e, incluso, algún trozo de carne de animales muertos. No viene mal que de vez en cuando premies a tu mascota con algún insecto; aunque también puedes sustituir estos caprichos por algún trozo de pan además de darle muy de vez en cuando una galleta.

Los mejores cuidados

Como siempre te decimos en Mundo Mascota, háblale a tu cotorra. Que reconozca tu voz e, incluso, se lance a repetir alguna palabra que te escuche. Son aves muy cariñosas y te devuelven las muestras de cariño con creces. Sé paciente en su aprendizaje y obtendrás resultados más allá de lo que imaginas. Puedes llegar a conseguir que te de un beso con su pico. Es muy gratificante.

En cuanto a su jaula, es bastante traviesa y todo lo que esté a su alcance seguramente lo destruirá. Y si la dejas volar por tu jardín, vigila muy bien a tu cotorra porque le encanta picotear y mordisquear cualquier planta que pueda encontrarse.

Una curiosidad sobre la cotorra

¿Sabías que la cotorra está considerada como especie exótica invasora en España? Sí, la cotorra es una especie que tiene muchas restricciones en España, tales como la introducción de la especie en el medio natural, posesión, tráfico, transporte y comercio. Puedes corroborar toda esta información aquí.

Esto ha pasado gracias a la irresponsabilidad de mucha gente. Muchas veces nos dejamos llevar por las modas o el propio impulso de traer repentinamente a casa una mascota de la que apenas sabemos nada. Y si nos cansamos de ella, en lugar de ser responsables y entregarla en algún centro o entidad que pueda hacerse cargo la soltamos en la Naturaleza; esta inconsciencia ha provocado que muchas especies exóticas hayan entrado en una lista negra, por los riesgos que conlleva para el ecosistema dejarlas en libertad en lugares tan inapropiados para ellas como para el propio entorno.

Por eso, desde Mundo Mascota una vez más te pedimos responsabilidad a la hora de tomar la decisión de adoptar una mascota, sea la que sea. Ellos también son seres vivos que merecen todo nuestro respeto.

Pero cuéntanos, ¿tienes o has tenido alguna cotorra en casa?, háblanos de ella, dinos alguna anécdota curiosa que te haya pasado. Visita nuestro Facebook o nuestro Twitter y déjanos una foto de tu amiguito.

Compartir
Artículo anteriorChihuahua
Artículo siguienteBulldog francés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here